Un marido consentidor: “lo que más nos gusta a los dos son los gang bangs, a mi mujer no se le escapa una polla en ese momento y eso me pone a mil”

Hace tiempo que tenía una entrevista pendiente con esta pareja. Las imágenes que he publicado de la esposa han sido siempre un éxito y no es para menos, su belleza y su sensualidad llaman la atención a cualquiera. En esta ocasión he conseguido entrevistar al marido. Seguro que sus respuestas servirán para que muchos de vosotros, mis queridos cabrones, sepáis lo que le gusta a un marido cornudo consentidor, lo que le pone, lo que le excita...



Alberto Toro.- Mi querido amigo, verás que no cito tu nombre, como me has indicado. Ya sabes que son muchos los lectores que sienten verdadera admiración por tu mujer pero también hay muchos lectores, y también lectoras, que quieren saber más, ponerse en la piel de un marido consentidor, como tú, de un cornudo que anima a su mujer a que tenga una sexualidad abierta, plena, excesiva, y saber cómo disfrutas tú, qué experimentas durante esos momentos.
Veo las fotos que he publicado de tu mujer en el blog: las de la playa, las del bikini amarillo, las de las tarjetas de Navidad del blog que protagonizó y que fueron todo un éxito. (Al pie de la entrada podéis encontrar los enlaces a las entradas que me refiero) Desde luego es un bellezón, ufffff, no me extraña que seas consentidor, si no lo pasarías muy mal ya que es imposible que cualquier hombre no se pare con ella.




Alberto Toro.- Cómo vives esa sensación, me refiero a cuando vais por la calle o estáis por la playa y los hombres se paran a mirarla.
Marido consentidor.- Cuando veo que otros hombres se paran en ella, en la playa o por la calle cuando paseamos juntos, mi deseo hacia ella aumenta. Me pone cachondo que otros hombres la miren de esa manera y que conste Alberto que algunas veces ella lo provoca con su movimiento, su forma de andar, de vestir, de enseñar. Es más, cuando lo hace sin provocarlo, de manera inconsciente y yo observo como otros tíos la mira o la intentan hacer señas para que ella conozca el interés que les despierta, mi deseo hacia mi mujer aumenta.
Cuando estamos en la playa tumbados y mi mujer está tomando el sol, me gusta contar los hombres que se vuelven para contemplarla, algunos con disimulo otros con total descaro, me gusta contarlos y cuantos más hombres lo hacen, más es mi deseo y admiración hacia ella.

AT.- ¿Ella es consciente de que pone al personal cachondo? 
Marido consentidor.- Mi mujer es plenamente consciente de que pone a los hombres y no te digo Alberto cuando ella lo provoca intencionadamente. Me encanta. Yo le animo a que lo que haga y veo como disfruta pero el placer que siento yo, sin duda, es superior.
Te puedes imaginar, cuando va exhibiéndose y enseña. Yo sé que está buena pero cuando veo la mirada de deseo que tienen los hombres que se fijan en ella, me doy cuenta de lo afortunado que soy.

AT.- Podías contarnos ahora alguna de esas experiencias.
Marido consentidor. - En muchas ocasiones vamos por la calle a lo nuestro, es decir, al trabajo, a comprar… no vamos con ninguna intención sexual, pero a veces surgen situaciones que mi mujer, inconscientemente provoca. Solo con que la vean, la verdad es que su ropa trasmite un mensaje claro pero no siempre lo hace para provocar.
El año pasado, después de pasar un día estupendo en la playa, optamos por coger un taxi para volver al hotel. Por lo general, mi esposa utiliza pareos transparentes no dejan nada a la imaginación, se pueden ver sus curvas desnudas. En aquella ocasión, tras el pareo solo llevaba un minúsculo tanga, las tetas al aire, un escándalo según se mire. Llegamos a la parada del taxi y nos subimos al primero que llegó.
El taxista no le quitaba el ojo a través del espejo retrovisor. No sé cómo tuvimos un accidente porque el tipo, viendo que mi mujer no ponía reparos en enseñar estaba más pendiente de ella que de la carretera.
La situación puso supercaliente a mi chica, veía como yo, callado y otorgando, disfrutaba al máximo de ver como se mostraba. Que te voy a decir del taxista, estaba nervioso y mirón desde el minuto cero coma en el que mi chica le enseñó el coño con el tanga mal puesto al subirse al asiento de atrás.
Al llegar al hotel mi mujer le propuso al taxista que subiera con nosotros a la habitación a tomarse algo fresquito para refrescarse. A mí no me había comentado sus intenciones y eso me encanta, cuando en estas situaciones ella, lejos de cortarse, provoca aún más y supera todos los límites.
Te puedes imaginar que el taxista, encantado, dijo que sí. No se lo pensó dos veces.


AT.- Entiendo que a parte de esas situaciones surgen, habrá otras en la que ya vais con un guion establecido, es decir, a provocar.
Marido consentidor.- Como es lógico Alberto, por lo general no salimos con intención de hacerlo. Las cosas pasan cuando pasan. Pero como ves, mi mujer, no suele poner muchos reparos ante esas situaciones.

AT.- Cómo es vuestra vida sexual en la intimidad
Marido consentidor.- Nuestra vida sexual es como la de cualquier pareja normal, gozamos de una excelente vida sexual pero nos gusta jugar a estos juegos, para ello nos tomamos una vez al mes un fin de semana para nosotros, nos vamos de nuestra ciudad para tener más libertad y nos metemos, bueno se mete mi mujer, un fin de desmadre total que por lo general son en clubes liberales. Hay algunos clubs liberales que cuando ven entrar a mi mujer nos reciben con los brazos abiertos.


AT.- No me extraña que os ponga alfombra roja en los clubs liberales. Qué papel juegas tú en este tipo de prácticas.
Marido consentidor.- Mi papel, normalmente, es de mirón y cornudo consentidor. Mi chica es multiorgásmica, es difícil que se quede completamente satisfecha con un solo chico y como seguro entiendes Alberto, yo solo no puedo.

AT.- Cuándo y cómo empezasteis a jugar este tipo de juegos de cama.
Marido consentidor.- Empezamos a jugar hace tiempo, por internet, a través del messenger de hotmail, a través de la cámara mi chica se exhibía ante desconocidos, yo estaba presente, nos gustaba y pronto dimos un paso adelante y estos juegos virtuales se fueron convirtiendo en reales, nos provocaba y nos provoca mucho placer a los dos, bueno, sobre todo a ella pero yo no me quedo corto.


AT.- Cuál es la experiencia o experiencias que más te ha llamado la atención y en la que más habéis disfrutado.
Marido consentidor.- Lo que más nos gusta a los dos son los gang bangs, sexo con tres, cuatro, cinco, seis, siete… chicos solo para ella. Ella sola y todos para ella. Y Alberto, te puedo asegurar que ella se vacía de disfrute pero yo, al oírla gemir, jadear, gritar de placer con cada uno de los muchos orgasmos que tiene. Verla como se mueve, como se maneja con tantos tíos a la vez, como no se le escapa una polla de las muchas que están ahí, en esos momentos, me pone a mil. Antes de hacerlo, mientras lo hacemos y después de que ella lo haga y yo lo mire, me tiene plenamente cachondo varios días seguidos. Y luego, cuando pasan las semanas y estamos en alguna reunión familiar o con amigos y ver como ella es una esposa y madre ejemplar, la veo y se me pasa por la cabeza cuando está jugando con varias pollas a la vez y me pone más cachondo todavía.

AT.- ¿Eres tú el que le haces las fotos? Qué papel juega la fotografía, las poses, el exhibicionismo en vuestra vida sexual.
Marido consentidor.- Yo soy el fotógrafo de nuestros encuentros. A mí me encanta sacar la cámara y hacerle fotos y a ella posar, exhibirse de manera provocativa. Ya sabes de lo que hablo, tú y tus seguidores del blog habéis podido disfrutar de sus imágenes y sus posturas.


Sí amigo, lo hemos disfrutado y aquí van los enlaces de esas entradas para que volváis a disfrutar. La verdad es que oyendo hablar este marido no cabe duda de que es un hombre afortunado y es que para un marido cornudo consentidor nada como una mujer multiorgásmica, ella disfruta pero seguro que el marido intensifica ese placer. Ahora bien, no hay que destacar el placer que sienten esos amigos, como el taxista, que tienen la suerte de cruzarse por camino con esta pareja.
-->







La lozana casada andaluza CUARTA SERIE y la reflexión: ¿el marido cornudo nace o se hace?



Doy las gracias a nuestra amiga, una vez más, por darnos el placer de contemplar su belleza pura, auténtica, sin filtros. Por supuesto, este agradecimiento se dirige también a su marido, el fotógrafo y cómplice necesario.

La primera vez que hablé con Pepe, el marido, y me mostró alguna de las fotos de su mujer, recuerdo lo que le dije: “amigo, una mujer así hay que compartirla, si ella quiere claro”. Su respuesta fue significativa: "me encantaría verla en brazos de otros y te aseguro Alberto que tal y como hace el amor, ese afortunado disfrutaría de lo lindo”.

Ha pasado tiempo y hablo a menudo con Pepe. Ella aún tiene dudas para dar el paso, yo estoy convencido que más pronto que tarde Pepe será testigo de cómo su esposa se folla a un tipo delante suya. Ojalá que no le tiemble la mano en ese momento e inmortalice en imagen, pero sin filtros. No me gustan los filtros, prefiero la belleza auténtica, jamona, con curvas de esta preciosa mujer y ojalá sea yo para poder disfrutar a milímetros de distancia del brillo de sus ojos cuando note otro cipote que no es del marido atraviesa su rajote.



Ahora voy a la reflexión con la titulo esta entrada: “el marido cornudo nace o se hace”. Hay que partir de la base, al menos para los jugamos a estos juegos de cama: cuernos consentidos, que un marido sea un cornudo consentidor no es un demérito, al contrario, se puede decir que ha logrado la complicidad necesaria para que su mujer se suelte y la pareja disfrute de otros palos sexuales. Por supuesto que hay muchos tipos cornudos, por ejemplo, los cornudos que disfrutan siendo humillados y sienten un placer especial escenificando unos celos que les torturan cuando en realidad se corren de gusto al saberlo.

¿El marido cornudo, nace o se hace? Ya hemos tratado este punto en otras entradas. Obviamente siempre digo que no hay elementos puros en el sexo: nadie es cabrón cien por cien (aunque yo conozco alguno que sí) ni lo contrario, hay una infinita gama de grises en los que situar al cornudo y a su mujer.

Esto nos lleva a la conclusión de que habrá maridos que ya tienen una predisposición natural a ser cornudos, siempre y cuando den con la esposa ideal para este tipo de juegos. Otros, en su devenir sexual encontrarán con el tiempo cierto placer en este tipo de prácticas y se convertirán en cornudos consentidores. Y luego están los que como Pepe, el marido de la lozana casada andaluza, cuando tienen una mujer como ella tienen muchas posibilidades de serlo. Y es que no hay más que ver que esta belleza anima a cualquier a saludarla y… Lo ideal en estos casos, como el de Pepe, es que el marido encuentre el placer de disfrutar de como otros admiran a su mujer y que además de ser testigo tome una actitud proactiva para que los cuernos, consentidos, vayan a más.



De momento, vamos a disfrutar de esta nueva serie de esta belleza, la serie cuarta. Empiezo con las fotos playeras. Mis queridos lectores: ¿no es un placer una mañana de playa, con el mar azul y el sol brillando, encontrarse con un monumento como el de la lozana? Lo es, pero sin duda para el marido, el placer es mayor, cuando observa como otros, con descaro o no, babean viendo a su mujer igual que un aficionado a la pintura lo hace al ver un cuadro de Rubens. Yo creo que viendo estas fotos, todos podemos entender que habrá cornudos que nazcan con lo corona puesta y otros a los que su mujer se las pondrán más tarde o temprano.


Qué no se os olvide, es necesario que para mi amigo Pepe nos siga enviado imágenes de sus preciosa esposa, a ella y a el, le pongan vuestros comentarios. Por favor, enviar comentarios con libertad pero ya sabéis que no publico números de teléfonos ni datos personales, sólo correos y siempre que el comentario sea con perfil y no anónimos. Si alguno no quiere publicar sus datos hacerle uno para que Pepe os conteste, me ha dicho que a través mía o suya lo hará.
Y otro cosa, muy importante, me ha dicho que si llegamos a 300 comentarios me tendrá preparada una sorpresa especial, imagino cual es.
Haceros un favor personal y hacerme otro favor a mí, comentar, eso sí, con respeto y educación que no se diga que los caballeros corneadores somos maleducados.




Ahora las fotos dedicadas. Eres maravillosa.







Y ahora los galletones de la lozana... Guauuu. Comentar.









Mujeres auténticas, sin filtros, al natural... No os equivoquéis la belleza no se toca ni se retoca.







Sin duda sabe como enfrentarse a un buen tarugo. ¿O no?




A qué esperáis cabrones para COMENTAR.






El amor es cosa de tres y del agujero un donuts

En unos días será 14 de febrero. En España, al igual que en muchos lugares del mundo, es una fecha especial, se trata del Día de los Enamorados, una bonita excusa para que las parejas se den regalos, mimitos… En definitiva, un día para celebrar el amor y rendir homenaje a la persona que tenemos al lado y que amamos, o se supone que amamos.



Obviamente ese día no pasa desapercibido a los profesionales del marketing que se calientan la cabeza para idear campañas publicitarias que potencien las ventas de sus productos tomando el motivo de esa fecha.

Un ejemplo de lo anterior es la cadena Dunkin´ Donuts que pone a la venta un donuts creado para ese día de amor. Pero no voy a referirme a la rosquilla del Día de los Enamorados si no al eslogan que los de Dunkin´Donuts han creado: EL AMOR ES COSA DE TRES.

Simplemente genial. Está claro que para ellos el tercero no es otro que un bollito con agujero pero para los que estamos en esto de los cornudos consentidores, el eslogan nos viene al pelo.

Que el amor sea cosa de tres, no lo sé, aunque Oscar Wilde escribió en una ocasión que el amor es una carga tan pesada que a veces hay que llevarla entre tres, o cuatro, o cinco… añado yo. Ya os digo que no sé si el amor es cosa de tres pero el sexo en pareja, sobre todo si esta ya cumple unos años de relación,  es cosa de tres o cuatro o cinco o ene si a tu esposa le gustan los gang bang. ¿Me equivoco?

No voy a seguir con el donut porque acabaría centrándome en el agujerito del medio y podría seguir con una metáfora recurrente pero demasiado mañida.

No, no voy a seguir por ahí, lo que pretendo es refrescar contenido del blog porque llevo algunos días de retraso, en el buen sentido. Había preparado una entrevista para una esposa hotwife y después de todo el trabajo, al final, me temo que no se podrá realizar (ya sabéis que a veces nos encontramos con gente poco seria) Esto me ha descabalado la planificación y estructura de los próximos contenidos del Blog de Alberto Toro.



Pero no valen excusas. No seré malpensado y espero que la hotwife se decida y dé la cara. Mientras tanto, os adelanto que estoy preparando un reportaje sobre un amigo canario que cuenta en su cipote con bastantes muescas de esposas folladas con el consentimiento del marido, habrá videos y testimonios en primera persona. También, publicaré en breve otra de mis mejores cornadas, la experiencia que tuve con la esposa de Mariano, ya sabéis que con el objetivo de que os sea de utilidad para aquellos amigos que me piden consejo. Espero publicar la entrevista a un marido consentidor, se trata del esposo de una belleza que conocéis, ¿recordáis a una exhuberante rubia que posaba para nosotros y con dedicatoria para el blog en varias de las tarjetas navideñas del blog?

Estoy también trabajando en un decálogo, diez consejos básicos para los corneadores que empiezan y para los que aún no han tenido ocasión de ser elegidos por una pareja corna.

Y ya sabéis que este es un blog colaborativo así que animaros a enviarme vuestras experiencias, dudas, búsquedas, material gráfico de esposas calientes, etc.

Por cierto, espero que el marido de una de las mujeres más admiradas en este blog: la lozana casada andaluza, me permita una entrevista más profunda con ella y que nos deleite con nuevas series de esa belleza en estado puro.



La foto de arriba es del Café Dunkin´de Atocha, el que está justo en frente de la estación AVE de Madrid. Aprovecho para recomendaros que muy cerca del café está el CaixaForum, no os perdáis la exposición de Philippe Halsman, uno de los fotógrafos con más talento del siglo XX. Un lujo revisar las portadas que creó para la revista LIFE. Merece la pena y seguro que reconoceréis fotos que habéis visto en muchas ocasiones. Además, nunca hay que perder la oportunidad de disfrutar de las fotos que Halsman hizo a Marilyn Monroe, pasan los años y la belleza de esta mujer sigue viva, actual… Hasta finales de marzo. Y por los alrededores del CaixaForum, si la pareja va con su corneador, hay rincones especiales en los que el cornudo puede sacar su cámara o smartphone, emulando a Philippe Halsman, y fotografiar mientras saltan esposa y amigo corneador agarrados de la mano.

video


Termino comentando la foto que va a continuación. Me la ha enviado un amigo, me dice que es su novia, que quiere verla publicada en el blog y tal y tal. Os agradezco de verdad estas imágenes, siempre que cuadran y tengo fiabilidad de que las personas que salen en ella me autorizan a publicarlas, lo hago, pero por favor, enviarme las imágenes con la dedicatoria para el blog. ¿OK?



("UA-21720468-1")